Pandora de los diamantes de extracción a diamantes de laboratorio

Pandora, uno de los proveedores de joyería más grandes del mundo, ha  anunciado  que dejará de vender diamantes extraídos al lanzar los primeros diamantes creados en laboratorio de la compañía . 

Alexander Lacik, director ejecutivo de Pandora, le dijo a la  BBC  que este cambio era parte de un impulso de sostenibilidad más amplio en la empresa. 

El lanzamiento de los diamantes adquiridos de forma sostenible “marca un nuevo hito para Pandora, ya que ya no utilizará diamantes extraídos”, dijo la compañía en un comunicado . “En el futuro, los diamantes extraídos ya no se utilizarán en los productos de Pandora”.

Los diamantes fabricados en laboratorio son más baratos que los diamantes tradicionales, pero idénticos a los extraídos del suelo en términos de características ópticas, químicas, térmicas y físicas. 

También se clasifican con los mismos estándares: corte, color, claridad y quilates. 

Los diamantes extraídos, por otro lado, vienen con  consideraciones  ambientales y éticas, ya que son recursos finitos que pueden tardar miles de millones de años en formarse y, a menudo, se encuentran en países sin la infraestructura para garantizar una producción libre de conflictos.

Un informe de Bain 2020/2021  encontró que “la sostenibilidad, la transparencia y el bienestar social son cuestiones prioritarias para los consumidores, los inversores y la cadena de valor”, que alguna vez fue un problema creciente, pero que ahora forma parte firmemente del proceso de toma de decisiones de la industria, el comercio minorista y los consumidores.

El hecho de que los diamantes fabricados en laboratorio tengan un costo menor sin la preocupación de dónde se obtuvo el diamante es un gran atractivo para los clientes más jóvenes, según el informe.

Un informe de 2020 de Human Rights Watch  mostró que todavía queda un largo camino por recorrer para garantizar que los diamantes extraídos se obtengan de manera responsable. “Las principales empresas de joyería están mejorando su abastecimiento de oro y diamantes, pero la mayoría no puede asegurar a los consumidores que sus joyas no están contaminadas por abusos a los derechos humanos”, dijo el informe.

Pandora dice que su nueva gama de diamantes fabricados en laboratorio también ha recibido la certificación de carbono neutral, incluso para el embalaje y el transporte, lo que marca un paso hacia convertirse en una empresa de bajas emisiones de carbono. 

Los diamantes de la colección se produjeron con el uso de un 60 por ciento de energía renovable en promedio, y la compañía espera que para cuando se lancen al mercado global en 2022 puedan aumentar esa cifra al 100 por ciento de energía renovable. 

 “Queremos convertirnos en un negocio con bajas emisiones de carbono. Tengo cuatro hijos, algún día dejaré esta tierra, espero poder dejarla en una mejor forma de lo que tal vez hemos creado en los últimos 50 años o así que “, dijo Lacik.

Más sustentable y baratos

El joyero, que se propuso para el 2025 utilizar solamente oro y plata reciclados, busca marcar tendencia en el mercado con una mirada más amigable con el medio ambiente. D

De hecho, la empesa danesa asegura que sus productos son fabricados con más de un 60% de energía renovable en promedio y espera llegar a un 100% cuando la colección se lance a nivel mundial.

Fundada en 1982 en Copenhague, Pandora se convirtió en una multinacional de más de 27.000 empleados, la mitad de ellos en Tailandia, donde se producen sus joyas.

El grupo vende 250.000 piezas al día.

Los detractores de los diamantes procedentes de la minería afirman que su extracción provoca daños medioambientales y que los llamados “diamantes de sangre” contribuyen a financiar conflictos.

En respuesta a estas acusaciones, un estudio encargado por la industria de los diamantes naturales en 2019 llegó a la conclusión de que los diamantes extraídos no producen emisiones excesivas de carbono.

Dejá una respuesta