Volver a la normalidad: La escasez de insumos

El mundo está pasando un periodo de escasez que esta dejando personas y empresas sin acceso inmediato de ciertos bienes e insumos.

En países con Estados Unidos hay fallas en el abstecimiento de algunos productos procesados, pero también de ropa, juguetes y hasta de papel higiénico.

En India y México faltan componentes como semiconductores lo que está afectando la producción de automóviles en esos países, pero también de electrodomésticos, teléfonos, computadoras, consolas de vídeo juegos y otros productos en otras partes del mundo.

La Tormenta Perfecta

Esta escasez sucede por una serie de factores además de la pandemia del corona virus que afectan en forma simultánea la producción y distribución de productos.

La Crisis del Carbón

Una de las razones por la que tantos bienes están escaseando es por la falta de un elemento esencial para generar la energía que pone en marcha las fábricas: el carbón.

Esto está provocando una crisis de energía eléctrica que se ha visto obligada ha aplicar restricciones.

China a pedido a las fábricas que recorten sus consumos eléctricos e incluso que cierren algunos días a la semana.

Es decir en momentos de una creciente demanda de productos chinos el pais no puede producirlos porque parte de sus industria no cuenta con energía suficiente para funcionar plenamente.

Es que la mitad de la energía que consume China se genera justamente a partir del carbón.

Las razones de porque falta este elemento clave, se debe también a factores múltiples; y tienen que ver con nuevos controles de seguridad en la minas, medidas ambientales más estrictas e incluso con inundaciones en algunas de las provincias chinas en donde se extraee el carbón.

Y esta escasez no solo está afectando a China, sino a todo país que dependa de este mineral para generar energía eléctrica.

En India por ejemplo las reserva de cabón esta alcanzando niveles peligrosos. Se espera que toda la industria de este pais se vea afectada, incluyendo la producción de cemento, acero y por ende el sector de la industria de la construcción.

Esto no solo significa menos producción manufacturera.

La dependencia del carbón en países como la India, significa que su población esta pagando facturas de electricidad mas altas a medida que aumente el precio del carbón.

Semiconductores y chips agotados

¿Estabas pensando en comprar un nuevo teléfono o quizas una nueva consola de video juegos?

Pues te será muy dificil conseguirlo, o verás un incremento en su prcio.

Ese modelo en particular que quieres no estará disponible, debido a que algunos dispositivos electrónicos y artefactos en el rubro escaseea y esto se debe a la crisis de los semiconductores electrónicos, o chips.

Los chips son fundamentales para que un teléfono móvil, por ejemplo, tenga conectividad. O que un computador puede encender.

La falta de este componente en particular esta afectando además a la industria automatriz mundial.

En países como México algunas plantas ensambladoras de automóviles pararon de trabajar o redujieron sus jornadas laborales por que no tienen suficientes semiconductores que se utilizan, por ejemplo para activar el sistema de frenado de emergencia, el sistema de airbags o para que simplemente enciendan los motores.

Los motivos por que no hay chips, se debe también a varios factores.

Pero, por supuesto se debe a las consecuencias que tuvo la pandemia en su producción principalmente en paises como Japón y Corea del Sur.

Pero hay otra razón. Por caso, muchos tuvieron que algún dispostivo electrónico para trabajar desde casa en el último año.

Millones de personas, tuvieron que hacer lo mismo.

A raiz de la pandemia hubo demanda súbita de teléfonos, computadores, auriculares y otros elementos electrónicos que necesitan semiconductores para funcionar.

Y al incrementarse su demanda empezaron a agotarse y se han convertido en unos de los insumos más escasos.

El colapso de las redes de distribución

Ya he explicado que la pandemia no es la única razón por la que faltan productos.

Pero a la falta de insumos, de energía o de componentes se suman los retrazos de los despachos de las mercancías.

En Estados Unidos, por ejemplo, los principales puertos marítimos están trabajando las 24 horas al día durante los 7 días de la semana para aliviar el congestionamiendo de buques de carga, que ocasionó la paralización del comercio mundial luego de la pandemia.

En estos contenedores hay insumos para embotellar agua o para producir papel higienico. Pero también hay electrodomésticos, juguetes, ropas o calzados.

La propias autoridades estadounidenses advirtió que estas no van a ser navidades con abundancia de productos en estanterías como en años anteriores.

El Factor Clima

Hay otro aspecto importante que unido a los demás está afectando la disponibilidad de los productos y por ende su costo.

Este es el factor climático.

En Brasil, por ejemplo, se vivio este año la peor sequía en casi un siglo.

Y esto afectó severamente la disponibilidad de agua, que a su vez repercutió en la producción café, por ejemplo.

La región del sur de este país, además, afrontó heladas intensas durante el último invierno austral que destrosaron miles de hectareas de cultivos.

Al ser Brasil el principal exportador del producto, puede que ese café difrutas cada mañana, si llegue a tu mesa pero con un precio más elevado del que acostumbras a pagar.

¿La escasez global se resolverá pronto?

Lo cierto es que es una situación sin precedentes para algunos paises y que algunos expertos no esperan que se normalize hasta mediados del 2022.

Incluso esto puede tener repercusiones hasta el 2023.

En nuestra región, América Latina, puede tener connotaciones distintas por factores políticos o sociales que se arrastran desde antes de esta crisis

Dejá una respuesta