Uso de la ergonomía para reducir el dolor por el uso de la tecnología.

Con el aumento del uso dispositivos electrónicos, especialmente los teléfonos inteligentes, los estudiantes tienden a usar un lugar de trabajo menos tradicional, como un sofá o una silla sin escritorio, lo que lleva a un aumento de los trastornos musculoesqueléticos en ese grupo de edad.  Un equipo de investigadores de Texas A&M dirigido por Mark E. Benden realizó un estudio que analizó la tecnología que usan los estudiantes, las posturas que adaptan cuando usan sus dispositivos y la cantidad de dolor que los estudiantes están experimentando actualmente. Benden y sus coautores descubrieron que los teléfonos inteligentes se han convertido en el enlace más común a los materiales educativos, aunque tienen el escenario de control y visualización menos favorable desde una perspectiva ergonómica.  Además, el equipo…

0 comentarios