¿Por qué los programadores prefieren usar Linux?

Programación en Linux
  • Categoría de la entrada:Tecnología
  • Última modificación de la entrada:31 enero, 2022
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

Windows es el sistema operativo más utilizado, tanto en entornos domésticos como empresariales. La mayoría de los programas se crean para ejecutarse en este sistema operativo. Sin embargo, las personas que crean estos programas (principalmente desarrolladores, programadores y administradores de sistemas) prefieren dejar de lado Windows y trabajar en otro sistema operativo:  Linux . ¿Por qué? ¿Qué los lleva a esto?

Linux ofrece una gran cantidad de beneficios cuando se trata de trabajar y desarrollar, beneficios que van desde la flexibilidad hasta la seguridad y el rendimiento del sistema. Al día de hoy Linux es un sistema perfectamente asequible para cualquier usuario, ya que no es mucho más complicado de utilizar que cualquier sistema Windows. Sin embargo, este sistema operativo aún no está ganando popularidad en entornos domésticos, siendo su principal punto fuerte los servidores y las computadoras de los programadores.

¿Qué impulsa a los programadores a usar Linux?

Ventajas de usar Linux para programar

Lo primero que hay que tener en cuenta es que este sistema operativo es  gratuito y de código abierto. Para usarlo no es necesario pagar ninguna licencia o tasa, da igual si lo usamos en un ordenador o en un servidor a gran escala. Si sabemos configurarlo y gestionarlo, ahorraremos una buena cantidad de dinero. Y, si necesitamos soporte profesional, siempre podemos recurrir a sistemas como Red Hat Enterprise Linux.

Linux es un sistema operativo sin restricciones  . Los usuarios tienen control total sobre él, pudiendo modificarlo según sus necesidades y ajustarlo para que sea lo más parecido posible al sistema real donde se va a ejecutar. Además, tienen control total sobre los paquetes y programas que se ejecutan, pudiendo dejar el sistema justo con lo necesario para poder realizar su trabajo. Podemos usarlo con un escritorio, o desde una terminal para aprovechar al máximo los recursos. El control, sobre todo, el total.

Este sistema operativo  se puede instalar en cualquier ordenador  , aunque sea antiguo y disponga de pocos recursos. Es más, no podrás cumplir requisitos estúpidos, como el TPM 2.0 de Windows 11, o utilizar un procesador de 64 bits, para poder instalarlo. Y, si es así, siempre podemos encontrar otra distribución. Las actualizaciones también son muy sencillas y rápidas, pudiendo configurarlas tanto de forma automática como manual. Pero de cualquier manera, no reiniciarán furtivamente su computadora como lo hace Windows. La estabilidad  y seguridad  frente a otros sistemas, como Windows, también es una ventana que los desarrolladores tienen en cuenta.

Por último, Linux dispone de una  gran cantidad de herramientas de programación  , pudiendo utilizar la que queramos en función del tipo de software que vayamos a crear. Además, gracias a su fácil personalización, es posible tener varias configuraciones (con diferentes compiladores, por ejemplo) para poder probar el comportamiento del programa bajo diferentes plataformas en un mismo sistema. También es importante señalar que Linux cuenta con una gran  comunidad de soporte  , y que, dado que la mayoría de programadores también utilizan Linux, la documentación que encontraremos para realizar determinadas tareas está enfocada principalmente a este SO.

¿Qué no podemos programar en este sistema?

Sin embargo, aunque Linux es el mejor sistema operativo para programar, no es perfecto. Si vamos a crear programas para Windows utilizando una herramienta de programación de Microsoft, como  Visual Studio , Linux no nos servirá. Lo mismo sucede al desarrollar juegos de PC con IDE como Unity o Unreal. Aunque estos pueden funcionar en Linux, algunas tecnologías, como  DirectX,  que son exclusivas de Microsoft, no están disponibles en él. Si usamos Linux para crear los juegos, tarde o temprano tendrán que pasar por Windows, y al final es una pérdida de tiempo.

Si eres programador, y quieres tenerlo todo, no te decidas entre un sistema u otro. Gracias al Subsistema de Windows para Linux es posible utilizar Windows como sistema principal y utilizar este subsistema, como si fuera un segundo sistema operativo instalado, para realizar tareas de programación al más puro estilo Linux.

Deja un comentario