El Sol es una enorme bola de plasma en llamas que implica una reacción de fusión conocida como cadena protón-protón. En el núcleo del Sol, el autocalentamiento de los iones de hidrógeno (protones) mantiene la temperatura de los iones por encima del nivel necesario para que se produzca la fusión.
El Sol es una enorme bola de plasma en llamas que implica una reacción de fusión conocida como cadena protón-protón. En el núcleo del Sol, el autocalentamiento de los iones de hidrógeno (protones) mantiene la temperatura de los iones por encima del nivel necesario para que se produzca la fusión.

¿Qué es el plasma ardiente?

Las reacciones de fusión continuas y sostenidas como las de nuestro Sol se basan en la combustión de plasmas. El plasma, uno de los cuatro estados fundamentales de la materia, consiste en un gas de iones y electrones libres. Un plasma ardiente es aquel en el que la mayor parte del calentamiento del plasma proviene de reacciones de fusión que involucran iones de plasma térmico. En el Sol, esas reacciones de fusión involucran iones de hidrógeno. Las altas temperaturas necesarias para mantener las reacciones de fusión se mantienen mediante el proceso de "autocalentamiento" en el que la energía de la reacción de fusión calienta los iones de plasma térmico a través de colisiones de partículas. Un plasma entra en lo que los científicos llaman régimen…

0 comentarios