Las memorias de cambio de fase de Stanford son ultrarrápidas y energéticamente eficientes

Los científicos han pasado décadas buscando tecnologías de memoria más rápidas y energéticamente eficientes para todo, desde grandes centros de datos hasta sensores móviles y otros dispositivos electrónicos flexibles.  Entre las tecnologías de almacenamiento de datos más prometedoras se encuentra la memoria de cambio de fase, que es miles de veces más rápida que los discos duros convencionales, pero no es la más eficiente desde el punto de vista energético entre los tipos de memoria emergentes. Ahora, los ingenieros de la Universidad de Stanford han superado un obstáculo clave que ha limitado la adopción generalizada de la memoria de cambio de fase.  Los resultados se publican en un estudio en la revista Science . Un sustrato de memoria de cambio de fase flexible sostenido por pinzas (izquierda)…

0 comentarios